LA MARCA

Cuando decidí estudiar el módulo de Patronaje Industrial hace 10 años, la verdad es que no sabía qué era ni dónde me metía. El primer día de clase (todavía recuerdo que hicimos una falda base) me di cuenta que ese era mi sitio. Por primera vez en mi vida me sentía cómoda y sobre todo, feliz, laboralmente hablando. Aunque también fui consciente de que iba a ser muy duro y que tendría que trabajar mucho para conseguir resultados y hacerme un hueco en este gremio.

La marca Ilazki Martirena tiene como objetivo ser una marca SOSTENIBLE que respete al máximo a las personas que trabajen en la producción y divulgación de la marca, a los materiales escogidos para sus creaciones, y por supuesto, al medio ambiente, ya que la diseñadora tiene la firma convicción de que no todo vale para alcanzar objetivos.

Crear una marca honesta y comprometida con su entorno con una filosofía de trabajo en la que prima el cuidado en las creaciones así como el cariño con el que realiza cada pieza. La transparencia y sinceridad para con su público y entorno es un deber que “Ilazki” se ha impuesto como marca de moda.

La constante búsqueda de una mujer bella es el sello que se imprime en cada colección. Con sus prendas la diseñadora quiere lograr una mujer segura y cómoda con ella misma, así como aportarle el bienestar necesario para afrontar su día a día.

Crear unas prendas bonitas, de buena calidad y siempre con un toque especial. “Ilazki” no pretende crear prendas efímeras, si no prendas de buena calidad y de un buen acabado en confección. Su objetivo es crear prendas duraderas en el tiempo y pertenecientes a un buen fondo de armario.

La firma Ilazki Martirena crea piezas que pueden vestir a diferentes estilos y gustos y que son polivalentes. Busca la perfecta combinación entre ellas, aunque sean de diferentes estilos, así como poder vestir a una mujer en diferentes fases del día.

En la parte técnica de elaboración de las prendas, Ilazki mezcla las técnicas industriales que adquirió en sus estudios profesionales (como el patronaje y la confección), junto con diferentes técnicas textiles y artesanales más elaboradas (como el croquet, punto, encaje de bolillos, pachtwork...), conocimientos adquiridos a través de cursos de apoyo y de una labor de investigación a lo largo de los últimos años.