En la colección Dual siempre hay dos opciones. Está creada para una mujer dinámica a la que le gusta la comodidad y practicidad en su día a día y que a su vez, quiere resaltar su feminidad con prendas coquetas y exclusivas.

Dual es una colección pensada para una mujer dinámica a la que le gusta ir diferente vistiendo prendas exclusivas en su día a día.

Las formas elegidas para la colección son formas muy geométricas así como líneas rectas combinadas con algún contraste de volumen conseguido a través de de volantes y frunces.

Lo más signicativo de la colección, y aquello que le da nombre, es la dualidad que encontramos en todos los detalles de la misma: desde los tejidos y las dobles capas empleadas, hasta el uso que las prendas tienen. Por ello, nos encontramos con vestidos reversibles en los que se han empleado dos colores y el juego de las capas dobles.

Dual es una colección muy urbana que reeja a una mujer polivalente y funcional pero también muy femenina.

Nos encontramos con una colección ideal para hacer frente a días frescos y otoñales, en la que el punto y las telas de colores ojo de perdiz negro y mostaza, son predominantes.

Fue una colección en la que quise crear prendas llenas de sueño y fantasía. Era un momento de mi vida en el que me hubiera encantado escapar a ese mundo de ilusión que vivimos cuando somos pequeños, y pensamos que hay un microespacio en el que todo es bonito y está lleno de magia.

Con la colección llena de fantasía y sueños “Bimba”, Ilazki se convirtió en la Ganadora del II Certamen Jóvenes Diseñadores Navarros (2014).

Para la elaboración de las dos piezas de las que consta esta colección se utilizaron varias técnicas diferentes. Por un lado se siguió una línea más industrial de patronaje y confección, la cual se fusionó con técnica crochet y con un elaborado corte. Con él se consiguió una coqueta composición (ajustada al diseño) y unos “curiosos” efectos gracias al estampado del tejido escogido, que en este caso tenía una composición mixta de bras naturales y sintéticas.

En cuanto a los colores escogidos, prioriza el color verde en el tejido, y cabe destacar que los tocados de corchet están elaborados con lana merina 100%.


 

Fue una colección presentada con prendas atrevidas, con un punto más firme y segura. Fue uno de los desfiles en los que más nerviosa me puse ya que era la primera vez que desfilaba en Pamplona, por lo que mucha gente conocida iba a estar viéndome. Me daba miedo la reacción que podían tener.

Esta colección (otoño invierno 2013-14) es muy amplia y completa ya que viste a una mujer en diferentes fases del día. Abarca desde prendas con fuerte inspiración romántica hasta otras más atrevidas y sexys que resaltan la fuerza y feminidad de la mujer. 

La colección consta de 18 prendas, ya que como comentábamos es una serie muy rica y completa.

En la elaboración de las prendas se utilizaron técnicas de patronaje y confección industrial. A su vez, para los apliques de los vestidos se empleó crochet, punto y pachtwork en zonas acolchadas con hilo metálico para conseguir un mayor volumen. Por último también se empleó chenille.

Quise hacer de este proyecto un homenaje a todas aquellas mujeres que a pesar de haber vivido en una época dura y con recursos limitados no cejaron en su empeño de vestir con elegancia y dignidad. Por ello, mi principal objetivo fue crear una colección aprovechando telas, retales y recursos propios.

Esta colección nos acerca temporalmente a los años 40, época marcada fuertemente por las guerras que se vivían en el mundo y que trasladado a la moda se traducía en recursos limitados y muy lejanos a la ostentación.

La colección consta de dos looks en los que se utilizaron diferentes técnicas como son el patronaje muy cuidado, una confección minuciosa y unos acabados coquetos. En ambos looks se ha intentado representar una silueta deformada de la mujer, con hombros anchos y faldas estrechas hasta la rodilla.

Para la creación de diferentes texturas y volúmenes se hizo uso del acolchado con hilos metalizados de muy buena calidad, lo que le aporta un toque de elegancia y sosticación sin caer en la ostentación.

Fue otra de las colecciones infantiles que he realizado. Es un verdadero reto y a la vez un placer trabajar para los más pequeños, ya que tienes que modificar por completo los patrones con los que sueles trabajar.

Halo es una colección divertida y desenfadada creada a través de contrastes de colores y de juegos de volúmenes en los tejidos.

Presominan los colores verdes y rosas intensos, así como otros más neutros como el gris y el blanco.

A través de esta colección podemos ver a los más pequeños con prendas ideales para ir arreglados pero también para que estén preparados para pasárselo bien y divertirse.