Quise hacer de este proyecto un homenaje a todas aquellas mujeres que a pesar de haber vivido en una época dura y con recursos limitados no cejaron en su empeño de vestir con elegancia y dignidad. Por ello, mi principal objetivo fue crear una colección aprovechando telas, retales y recursos propios.

Esta colección nos acerca temporalmente a los años 40, época marcada fuertemente por las guerras que se vivían en el mundo y que trasladado a la moda se traducía en recursos limitados y muy lejanos a la ostentación.

La colección consta de dos looks en los que se utilizaron diferentes técnicas como son el patronaje muy cuidado, una confección minuciosa y unos acabados coquetos. En ambos looks se ha intentado representar una silueta deformada de la mujer, con hombros anchos y faldas estrechas hasta la rodilla.

Para la creación de diferentes texturas y volúmenes se hizo uso del acolchado con hilos metalizados de muy buena calidad, lo que le aporta un toque de elegancia y sosticación sin caer en la ostentación.

Fue otra de las colecciones infantiles que he realizado. Es un verdadero reto y a la vez un placer trabajar para los más pequeños, ya que tienes que modificar por completo los patrones con los que sueles trabajar.

Halo es una colección divertida y desenfadada creada a través de contrastes de colores y de juegos de volúmenes en los tejidos.

Presominan los colores verdes y rosas intensos, así como otros más neutros como el gris y el blanco.

A través de esta colección podemos ver a los más pequeños con prendas ideales para ir arreglados pero también para que estén preparados para pasárselo bien y divertirse.

 

 

Fue la primera colección en la que empecé a introducir diferentes técnicas artesanales mezclándolas con técnicas industriales y de modistería. Gracias a esta colección me di cuenta de que en lo que quería destacar era en la calidad de las prendas y en los acabados, bucando siempre la autenticidad y personalidad en mis creaciones. Quería que la mujer estuviera siempre en un primer plano, siendo las prendas, un complemento que las embellezca.

Este premio vino en el momento perfecto. Yo me encontraba muy desanimada y perdida después de tanto trabajo. No sabía hacia dónde encaminar la profesión que tanto me apasionaba. Ganar este concurso supuso la reafirmación de que había escogido el camino correcto. A nivel económico también fue un fuerte apoyo que me permitió comprar material y maquinaria, y así, seguir luchando por cumplir mi sueño.

Es una colección romántica en la que destaca la caída de las telas y el movimiento que desprende. Esta serie le supuso el Primer Premio en el Concurso al que se presentó.

La colección está compuesta por 11 prendas realizadas con técnicas de patronaje y confección industrial, así como con puntillas, apliques y piezas realizadas con crochet. Además, cabe destacar que parte de los tejidos están realizados con telas diseñadas con un cuidadoso patronaje.